Alimentación saludable

¿Por qué no es bueno tomar alimentos quemados?

Introducción

Hola, saludables!! Un día más vamos a conocer cosas nuevas e interesantes para nuestra salud. Sin más dilación, vamos a adentrarnos en el mundo de la acrilamida, esto es, la sustancia que se genera cuando un alimento llega a quemarse, y vamos a conocer por qué es malo consumirla.

Alimentos quemados

Hoy en día, en un mundo tan refinado y con tendencia a lo “gourmet” resulta irónico encontrar a gente que defiende su gusto por los alimentos muy hechos, pasados o, simplemente, quemados. Yo mismo, debo decir, que soy una de esas personas que muestran su gusto por los platos tostados en demasía o quemados. Somos un poco raros pero creo que todo el mundo conoce a alguien con estos gustos. Tampoco somos tontos o masoquistas: no nos gustan las tostadas negras, esas que ya amargan… no, simplemente nos gustan esas patatas “quemadillas” tan crujientes o esos filetes demasiado hechos pero que tienen un sabor más… cómo decirlo…diferente.

¿Cómo surge la acrilamida?

En fin, el caso es que ahora viene también la OMS a decirnos que debemos dejar de comer alimentos pasados al fuego, no solo por raros o por ir contra los estándares del sabor de los alimentos, sino también porque es perjudicial para la salud. Veréis, resulta que cuando productos con hidratos de carbono, en concreto el almidón, se fríen, hornean o se tuestan más de la cuenta producen una sustancia potencialmente cancerígena llamada acrilamida.

Como decía esta sustancia puede ser cancerígena, y si lo dice la OMS mejor tomarlo en serio. Tal sustancia se produce cuando el alimento en cuestión se somete a más de 120 grados. El proceso químico que produce esta sustancia se conoce como “reacción de Maillard” y, debido a él, el producto se oscurece y cambia el sabor.

¿Por qué es nociva?

En los laboratorios se ha observado que los animales que han consumido oralmente está sustancia tienen más probabilidades de desarrollar tumores. No obstante, los estudios en humanos no son aún sólidos ni consistentes y no han podido demostrar aún una relación directa; sin embargo, se sigue estudiando porque su relación parece clara y, de hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) nos dice que la acrilamida aumenta de forma potencial el riesgo de desarrollar cánceres.

Los productos que más claramente nos pueden exponer a la acrilamida son estos: las patatas, el café, el pan y galletas.

Si no tenemos cuidado, las patatas son una posible fuente de acrilamida

¿Cómo evitarla?

Podemos dar algunas ideas para tratar de evitar la acrilamida: en las tostadas debemos evitar las partes muy quemadas y aquellas “un poquito más tostadas”, las partes salvables, se pueden raspar con un cuchillo para quitar lo quemado.

Cuando horneamos dulces como bizcochos, galletas, etc., es necesario que no se hagan en demasía, es decir, debemos buscar un tono amarillo y no llegar al marrón.

Respecto a las patatas fritas, cuando se fríen a más de 170 grados, pues van a crear acrilamida pero se puede minimizar su producción metiendo las patatas en remojo unos 15 o 20 minutos antes de freírlas. Si las patatas van en el horno, cocidas o al microondas, es aconsejable cocinarlas con piel para evitar una mayor producción de acrilamida.

Y lo siento, cafeteros, mucho me temo que la cruzada contra la acrilamida incluye al café. Aunque no se puede decir, !y quede esto muy claro!, que el café es cancerígeno a causa de la acrilamida o ni siquiera dañino, es cierto que en algunos estudios se han encontrado indicios de altas concentraciones en algunos tipos de café. Por ello, la UE ha aconsejado que consumamos la variedad arábica antes que la robusta.

Conclusión

Así que, por mucho que os gusten las cosas tostadas o pasadas, debéis evitarlas para que la acrilamida no introduzca sus negruzcas manos en vuestro precioso organismo. Ya sabéis: ¡no a lo quemado! ¡No a la acrilamida! Si sigues estos consejos y te preocupas por llevar una vida lo más sana posible, sin duda estarás apostando por una vida mejor, lo que nosotros llamamos la vida saludable.

Recuerda visitar el Facebook y el Instagram de Míster Saludable para estar al día de toda nuestra información:

Deja un comentario