Alimentación saludable

¿Cómo hacer el mejor desayuno?

Introducción

Hola, ¡saludables!, en este nuevo artículo vamos a hablar sobre la que, en realidad, debería ser la comida más importante del día: el desayuno. No te lo tomes a la ligera porque el desayuno es fundamental para llevar una vida sana.

La verdadera importancia del desayuno

Aunque parezca mentira, el desayuno es fundamental para evitar la obesidad y estar saludables. ¿Por qué digo eso? Muy sencillo, si son importantes los alimentos que comemos, también es muy importante cómo distribuimos a lo largo del día esos alimentos, de tal forma que deberíamos ir tomando menos calorías conforme avanza el día. Como ya hemos dicho en otros artículos de Míster Saludable, es fundamental hacer 4 ó 5 comidas diarias, y, precisamente, el desayuno debería ser la ingesta mas copiosa junto con la comida.

Mucha gente piensa que si no desayuna o desayuna poco, al tomar menos calorías, conseguirá adelgazar. Pero esto es totalmente contraproducente pues, por un lado, estaremos el resto del día con poca energía, que, a su vez, provocará mal humor, desmotivación, desgana, etc.; y, por otro lado, tendremos un hambre atroz que hará que picoteemos y comamos entre horas, o, si tenemos suficiente fuerza de voluntad para evitar la tentación, llegaremos a la comida con tanta hambre que devoraremos cualquier cosa y en gran cantidad.

El desayuno ideal

Los lácteos, cereales y fruta son fundamentales para componer un desayuno completo y equilibrado

Así es, el desayuno debería ser la principal comida del día y debería contar con una cuarta parte del total del calorías que vayamos a ingerir a lo largo de cada jornada. El mejor desayuno posible está compuesto por un lácteo, grasas saludables, fruta, hidratos de carbono complejos, es decir, pan o cereales integrales, y proteína. Podemos ver que, si seguimos está recomendación, no solo estaremos haciendo un buen desayuno desde el punto de vista calórico, sino que también estamos haciendo un desayuno completo y equilibrado, ideal para estar sanos y fuertes.

Los hidratos de carbono complejos nos van a proporcionar la energía que necesitamos para toda la mañana, las proteínas harán que nuestro cuerpo se pueda reconstituir y formar nuevos tejidos, la fruta nos aportará fibra y vitaminas y minerales, imprescindibles para que nuestro cuerpo funcione de forma correcta. Finalmente, las grasas saludables son necesarias para los procesos metabólicos del cuerpo y para que nuestro cerebro funcione correctamente.

 

Pero… ¿Cómo hago el desayuno?

Sí, ya lo sé, todo eso está muy bien, pero a efectos prácticos ¿cómo puedo hacer el desayuno que me dices? Pues te lo voy a decir y, además, te voy a dar varias ideas para que puedas variar tu desayuno cada día y no te canses de él.

  • Opción 1: vaso de leche con cacao + 2 (según tamaño) tostadas de pan integral con aceite de oliva y tomate natural + dos lonchas de jamón serrano + una naranja.
  • Opción 2: vaso de leche con un poco de café + dos tostadas de pan integral con aguacate en rodajas + dos lonchas de jamón o salmón ahumado + kiwi.
  • Opción 3: vaso de leche con miel + dos tostadas con queso fresco o requesón + sobre las tostadas unas rodajitas de fruta (manzana, fresas…) + zumo natural de naranja.
  • Opción 4: un vaso de leche con cacao + un sandwich de pan integral con aceite + unas rodajas de tomate + jamón de York o unas lonchas de fiambre de pechuga de pavo + un par de ciruelas.
  • Opción 5: un tazón de leche (puede ser con miel o cacao) + cereales integrales (arroz, maíz, trigo, etc.) + unas cuantas fresas.
  • Opción 6: yogur natural edulcorado (2 unidades) + copos de cereales + un plátano + un zumo natural o fruta licuada.
  • Opción 7: yogur natural (2 unidades) + miel + copos de cereales + unos arándanos (se puede poner todo esto junto en el mismo bol, si se desea).
  • Opción 8: un vaso de leche con cacao + cuatro galletas integrales + unas lonchas de Jamón de York + una manzana.

Como te puedes imaginar, esas opciones son simplemente sugerencias. Se pueden intercambiar los elementos de unas y otras, usar otros tipos de frutas, otros zumos o licuados, otros cereales, etc. Quizá la opción 1 es el desayuno más prototípico aquí en España, tiene todos los nutrientes necesarios, es muy saludable y muy sabroso. Sin duda, es una manera inmejorable de empezar el día.

Conclusión

Esto ha sido todo por hoy, espero que no vuelvas a saltarte ni un desayuno más y que, además, lo hagas de forma correcta. Si sigues estos consejos seguro que evitarás la obesidad, estarás más sano, te sentirás más enérgico, y, sin duda, estarás llevando a cabo lo que nosotros llamamos la vida saludable.

 

Recuerda visitar el Facebook y el Instagram de Míster Saludable para estar al día de toda nuestra información:

Deja un comentario