Alimentación saludable

Alimentación y cáncer: lo que debes saber

Introducción

Hola, ¡¡Saludables!! En esta ocasión vamos a tratar un tema peliagudo y triste, pero del que es necesario tener buena información para poder llevar una vida saludable: se trata de cómo la alimentación puede ayudar a luchar contra el cáncer, o, por el contrario, puede favorecerlo. Quédate hasta el final del artículo para estar al tanto de todo.

Los datos

Debido al ambiente y a las diversas circunstancias en las que nos movemos en el presente, el número de personas que desarrollarán un cáncer aumenta y, desgraciadamente, se espera que el 50 % de los hombres y una de cada tres mujeres desarrollarán un cáncer en un futuro no muy lejano. Estos datos son, ciertamente, nefastos y terribles, pero la parte positiva es que se sabe cómo mejorarlos y que deberíamos hacer para luchar contra ellos. Los médicos y especialistas nos recuerdan continuamente que el tabaco y el alcohol están relacionados con la mitad de todos los cánceres, y también nos recuerdan que seguir una dieta sana y equilibrada es la mejor manera de combatir y vencer al cáncer.

Alimentación y cáncer

Hoy en día la investigación científica nos informa de que los cánceres más frecuentes, como el de mama, próstata, colon, útero, ovario y riñón se podrían reducir mucho con una alimentación saludable y evitando la obesidad.

Podemos dar una lista de productos que ayudan a que no se desarrolle el cáncer. No es que sean cancerígenos por sí mismos o que debieran ser prohibidos por completo, pero se ha visto que su inclusión habitual en la dieta está asociada al desarrollo tumoral. Veamos una lista:

  1. El alcohol: es el principal agente en los cánceres de cabeza, cuello y esófago. También se ha observado su relación con cánceres de mama y colorrectales.
  2. Conservas, ahumados y alimentos en salazón: pueden provocar principalmente cáncer de estómago, y también se relacionan con cáncer de cabeza y cuello, esófago y colorrectal.
  3. Pescados y carnes a la brasa o parrilla: relacionados con cánceres de cabeza, cuello, esófago, estómago, colorrectal, próstata y mama.
  4. Dietas hipercalóricas: las dietas ricas en grasas y azúcares que incluyen, por ejemplo, bollería industrial, azúcares refinados, aceite de palma, etc., aumentan el cáncer de colon, de recto, próstata, riñón, páncreas y mama.

Por otro lado, la obesidad se relaciona con cánceres como el de mama, próstata, endometrio, etc.

La alimentación adecuada

Al final, lo más importante es seguir una dieta sana y equilibrada. Una de esas dietas adecuadas es la “dieta mediterránea”, pero lo más importante es que en la dieta predominen los vegetales, el grano y las grasas saludables (mono y poliinsaturadas). Recuerda que en Míster Saludable ya te sugerimos una dieta ideal basada en las recomendaciones de la Universidad de Harvard, puedes leerla aquí.

Alimentación y sistema inmunológico

Otra idea fundamental es que para luchar contra el cáncer es necesario tener un sistema inmunológico fuerte. Por tanto, es necesario que nuestra dieta habitual ayude y fortalezca nuestro sistema inmune, pero…¿cómo hacerlo? ¿qué tomar? Podemos aconsejar cinco alimentos principales:

  1. Cereales: especialmente germen de trigo, avena y arroz. Son ricos en vitamina B6 y selenio.
  2. Cebolla y ajo: porque combaten cualquier tipo de inflamación en nuestro organismo.
  3. Cítricos: existe una gran variedad: naranja, clementina, limón, kiwi, pomelo, etc. Muy ricas en vitamina C y antioxidantes.
  4. Moluscos: destacan por ser ricos en zinc. Ejemplos: pulpo, calamar, almejas, navaja, etc.
  5. Yogur: porque tienen bifidobacterias y probióticos (puedes ver mi artículo sobre probióticos y prebióticos) que ayudan a nuestro organismo.

Tampoco debemos olvidar la ingesta habitual de frutas y verduras para mejorar las defensas. Las infusiones también son de gran utilidad porque ayudan a luchar contra el cáncer y fortalecen nuestro sistema inmunológico. Algunos ejemplos son: té, rooibos, infusiones de achicoria, arándano o equinácea.

Conclusión

En definitiva, a lo largo del artículo hemos podido ver qué provoca el cáncer, qué hacer contra él y cómo fortalecer nuestro sistema inmunológico. La conclusión es que lo más importante es cuidar nuestra alimentación y llevar una dieta sana y equilibrada, ya sabes, lo que nosotros llamamos la vida saludable.

Bibliografía

– Álvarez Álvarez, B. y Jiménez Fonseca, P.: Comer para vencer el cáncer. Ediciones Nobel, Oviedo. 2012.

– Calvo Bruzos, S. C., Gómez Candela, C. y otros: Alimentación, nutrición y cáncer: prevención y tratamiento. UNED, Madrid. 2016.

– Basulto, J. y Cáceres, J.: Dieta y cáncer. Planeta, Barcelona. 2019.

Recuerda seguirnos en las redes sociales de Míster Saludable para estar al día de toda nuestra información:

Deja un comentario